El herpes genital es doloroso, muy incómodo y cuesta eliminarlo. ¿Te imaginas pasar por ello varias veces? Suena para nada indeseable, y por ello quiero hablarte de cómo curar el herpes genital definitivamente. Voy a decirte la forma en la que puedes acabar de este problema para siempre. Podrás dejarte de preocupar por fin y no temerle a esos molestos brotes.

Cómo curar el herpes genital definitivamente

Antes de darte remedios para el herpes genital. Tengo que decirte que hay cosas que debes tener en cuenta respecto a tu dieta si quieres que estos remedios funcionen. Se trata de evitar algunos alimentos y consumir otros.

consejos para curar el herpes genital definitivamente

Arginina

Si hay alimentos que debes evitar mientras padeces de herpes en tus genitales esos son aquellos que contengan arginina. Este es un aminoácido que se encuentra en la mayoría de alimentos ricos en proteínas.

El problema con él es que se relaciona con brotes de herpes, por lo que si estás intentando curarte de este virus y consumes algo que te lo provoca, analógicamente estarías tratando de empujar un auto mientras este va en retroceso. Sería muy difícil, por ello evita tales alimentos mientras te encuentres curando el herpes.

Lisina

Por otro lado está la lisina, pero con una función muy contraria a la de la arginina. Este aminoácido es necesario si quieres que tu sanación del herpes genital sea rápida. La lisina sirve para sintetizar proteínas que el cuerpo necesita emplear en la reparación del tejido. Al tener ampollas, los tejidos de tu piel se dañan y necesitan ser reparados. Pero sin la cantidad suficiente de lisina y de otros nutrientes será difícil.

Si bien necesitas consumir lisina y evitar la arginina, no es algo tan fácil, ya que la arginina se encuentra en los alimentos que contienen lisina. Sin embargo, la solución que te doy es que consumas un suplemento de lisina. De esta forma evitarás a la arginina y tendrás la cantidad de lisina diaria que demanda tu cuerpo.

>>> Si quieres saber el método exacto para eliminar el virus de tu cuerpo PARA SIEMPRE haz click aquí <<<

Resveratrol

También hay algo más que decir sobre la dieta con respecto a mejorar el herpes genital. Hay otra sustancia que es muy eficaz para acelerar el proceso de curación. Esta se llama resveratrol, que lo encuentras principalmente en las uvas. Varios estudios han demostrado que el resveratrol puede ayudar a mejorar el herpes tanto labial como genital. Por tanto, te recomiendo que lo consumas alimentándote de uvas.

No hay duda de que el vino tinto también contiene resveratrol, sin embargo, el alcohol es algo que debes evitar cuando padeces de herpes.

Ahora te mencionaré los remedios que debes aplicarte para eliminar el herpes rápida y definitivamente.

Limón

limón para curar el herpes labialEste primer remedio es bastante efectivo y quizá sientas al momento de aplicarlo su gran efectividad, pues te arderá. El limón es un antiviral y bactericida natural. Toma un limón y pártelo por la mitad para extraerle el jugo. Usa un pedacito de algodón para empaparlo en este y, entonces, pásatelo suavemente por las ampollas del herpes genital.

Si te arde mucho, intenta aguantar, ya que eso será una indicación de que tu cuerpo estará siendo librado de las bacterias que han proliferado por las ampollas del herpes. De igual forma, el desarrollo del herpes también se verá mermado por acción del limón.

Puedes aplicarte este remedio varias veces. Espera a que se seque una aplicación antes de hacer la siguiente.

Hielo

hielo para curar el herpesPara calmar el dolor de las ampollas, aplícate hielo. El hielo hará un cambio brusco de temperatura que te permitirá dejar de sentir el dolor continuo que provocan las ampollas del herpes genital.

Ten cuidado de no aplicarlo por mucho tiempo, pues la piel de la zona genital es bastante delicada. Deja que el hielo te calme el dolor y, entonces, retíralo.

También puedes usar compresas frías o, en su defecto, compresas calientes. La idea es que cambiando la temperatura de esta zona, tu cerebro sea estimulado de otra manera y deje de recibir impulsos asociados con el dolor. Además, las bacterias que hayan quedado después de aplicarte limón también se verán afectadas.

Té negro

Con el té negro combatirás el virus del herpes genital rápidamente. Toma una infusión de té negro que esté a temperatura ambiente. Luego aplícate un poco de esta usando un gotero o del mismo modo en que te aplicaste el jugo de limón, usando un pedacito de algodón.

Bicarbonato de sodio

Después tendrás que aplicarte bicarbonato de sodio, con lo que secarás de forma rápida las ampollas. Espolvorea un poco sobre toda la zona afectada y deja que absorba la humedad de las úlceras.

Aplícate tantas veces como sea necesario.

Sábila

El último paso a seguir es aplicarte aloe vera. Esta deberás obtenerla de una hoja de sábila recién cortada. Extrae la sábila y aplícatela con la yema del dedo índice en todas las ampollas. Lo mejor es que la apliques antes de ir a dormir para que actúe durante toda la noche.
Todos estos consejos te van a servir para reducir el dolor, pero es importante que elimines el virus de tu cuerpo para no volver a sufrir ningún brote. Y para ello te recomiendo el tratamiento natural que yo utilicé, que es la guía Adios Herpes de Roberto Torres. Haz click aquí para conocerla