Aquí voy a hablarte de como eliminar el herpes genital para siempre. Te daré una lista de remedios y recomendaciones importantes, las cuales me posibilitaron a mí deshacerme del herpes en muy poco tiempo.

Y te aseguro que también te ayudarán a ti, ya que se tratan de remedios brindados por la misma naturaleza, y, por tanto, no tienen efectos secundarios negativos.

como eliminar el herpes genital - consejos para eliminarlo

Como eliminar el herpes genital para siempre

Lisina

La lisina es un aminoácido usado en la síntesis de proteínas que conforman la reparación de tejido dañado.

Eso lo convierte en un compuesto muy importante para sanar las llagas del herpes genital. Puedes conseguirlo como suplemento, que te debes tomar a diario, a fin de cubrir toda la cantidad necesaria de lisina por día.

Aloe vera para el herpes genital

El aloe vera ya es muy popular por ser muy beneficioso para la piel. Y la otra parte de la verdad que no muchos conocen es que también puede tratar el herpes genital.

Para este remedio de como eliminar el herpes genital, utiliza una hoja de aloe vera, a la cual debes extraerle el jugo y ponerlo sobre una venda totalmente limpia, pues si no lo está, la infección puede empeorar, así que procura que es té limpia, y si es nueva, estará mucho mejor.

Luego pon la venda sobre la ampolla o el área afectada con las ampollas. Ten mucho cuidado de no apretar las ampollas, ya que será muy doloroso si las llegas a explotar.

Este remedio es eficaz desde su primera aplicación, pero al tratarse de un virus, los resultados pueden variar de persona en persona.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es el primer remedio de este tratamiento, y lo que hará es secar las llagas superficialmente. Es un remedio ideal para tratar las llagas cuando están supurando, así que si tu herpes genital es muy avanzado, aplícate el bicarbonato de sodio de la siguiente manera.

Pon un poco de bicarbonato de sodio en un recipiente pequeño, que puede ser una cuchara desechable o algo similar. Después toma con las yemas de tus dedos el bicarbonato de sodio y suéltalo sobre las ampollas.

También puedes utilizar la yema de tus dedos para aplicarlo, pero deberás tener mucho cuidado, ya que podrías hacer fisuras pequeñas en las ampollas, lo que te provocará más dolor.

Deja que el bicarbonato de sodio actúe durante todo el tiempo necesario para secar las ampollas.

Limónlimón para el herpes labial

El segundo paso es aplicar un remedio de limón, que nada más consiste en ponerte extracto de limón en las zonas afectadas por el herpes genital.

Toma un limón y pártelo en dos. Para aplicar el jugo, puedes exprimir el limón y dejar que el jugo caiga sobre las ampollas, o también puedes utilizar algodón para aplicarlo de manera más controlada, siempre teniendo cuidado de no lastimarte las ampollas.

Este remedio podría hacerte sentir instantáneamente más ardor de lo normal, y ello se deberá a la acción de las propiedades del limón, las cuales desinfectarán las ampollas, matando las bacterias que hay en estas.

Ajo

Como tercer remedio, aplicarás esta vez al virus y para ello emplearás uno de los más grandes antivirales de la naturaleza. Es el ajo.

Un pequeño diente de ajo te dará una gran ayuda para sanar tu herpes genital en menos de una semana y, sobre todo, de una vez por todas. Tienes que aplicártelo bien sea machacándolo o cortándolo en rebanadas finas para ponerlas sobre las ampollas.

Sin importar cómo lo apliques, mantén este remedio de ajo sobre las ampollas por una hora como mínimo.

Sal de Epsom

Con esta sal, debes prepararte un baño con agua caliente cada noche. Mezcla bien en el agua para disolver la sal y luego sumérgete por 15 minutos.

Durante ese tiempo, la sal de Epsom actuará en las llagas, facilitando que se sequen y disminuyendo el dolor que provocan. Después de salir de la bañera, sécate las zonas afectadas exponiéndolas a una corriente de aire. Puedes utilizar un ventilador.

Compresas frías para curar el herpes

Para este remedio puede haber algunas variaciones, ya que lo que necesitas es cambiar la temperatura de las ampollas, de manera que el virus se debilite por no tener la temperatura óptima para ayudar a proliferar las bacterias.

Lo que necesitas son compresas frías o calientes. Pero ten en cuenta que los genitales son una parte muy delicada y sensible del cuerpo, así que no te expongas a temperaturas muy bajas o muy elevadas que te puedan lastimar.

Aplica las compresas sobre las ampollas, para que empiecen a hacer efecto. Quizá se sienta incómodo, pero la incomodidad que sentirás al principio será todo lo contrario cuando el dolor provocado por las ampollas comience a disminuir.

La opción o alternativa a las compresas calientes es que, en su lugar, tomes un baño caliente, siempre a una temperatura adecuada, para crear el mismo efecto que estas.

Asimismo, las compresas frías también pueden ser sustituidas simplemente por hielo. Los cubitos de hielo son los ideales para esto, pero como te hemos mencionado antes, ten cuidado con el frío, ya que se trata de la zona genital.

Ahora sabes como eliminar el herpes genital para siempre, simplemente aplicándote estos remedios todos los días hasta que las llagas desaparezcan.

Todos estos consejos te pueden ayudar a curar los brotes de herpes, pero si realmente quieres atacar el problema para que no vuelva a aparecer, te recomiendo que leas mi opinión sobre las técnicas de Adios Herpes haciendo click aquí