Los remedios caseros para curar el herpes genital te servirán para deshacerte de este problema sin ninguna complicación. Estos remedios funcionan porque acortan el proceso de sanación. Hacen que las ampollas comiencen a sanar desde la primera aplicación. Y al final de esta entrada te daré un tip para que las cicatrices sanen aún más rápido.

remedios caseros para eliminar el herpes genital y labial

Remedios caseros para curar el herpes genital

Compresa caliente o fría

Si quieres eliminar rápidamente la picazón y el dolor de las ampollas, aplícate una compresa fría o caliente. Ten cuidado de no quemarte o mantenerte expuesto mucho tiempo a la compresa fría, ya que podrías dañar los tejidos.

Lo importante con este remedio es que apliques un cambio brusco de temperatura a las ampollas, lo que hará que la actividad de las bacterias que hay en ellas se reduzca y así frene la picazón.

También puedes utilizar cubitos de hielo, teniendo cuidado de no lastimarte las ampollas al aplicarlos.

Baños con sal de Epsom

Para este remedio utiliza uno o dos sobres de sal de Epsom vaciándolos en una bañera con agua caliente y, posteriormente, mezclando bien. Toma un baño con esta mezcla, sumergiendo principalmente tus genitales. Mantente en la bañera por unos 20 minutos.

Una vez que te toque salir, puedes exponerte a un ventilador o utilizar un secador de cabello sin calor para secar las ampollas. Sentirás que la picazón se reduce y que las llagan se han secado.

Este procedimiento es ideal para que lo apliques en la noche, pues antes de ir a dormir te ayudará a sentirte más cómodo, sin dolor y podrás descansar tranquilamente, que es esencial para una buena recuperación.

Limón

El aceite de limón o el jugo de este mismo son dos verdaderos remedios caseros para curar el herpes genital, ello se debe a que el limón es un fruto poseedor de grandes propiedades medicinales. Y cuando se requiere tratar un herpes, el limón actúa con toda su capacidad.

Para aplicarte el aceite o el bálsamo de limón, utiliza, por ejemplo, trocitos de algodón. Ten mucho cuidado de no utilizar algo áspero, ya que si lastimas las ampollas te dolerá mucho y tardarán más en sanar.

Aloe vera

Este remedio es principalmente para que las ampollas comiencen a desaparecer, y tienes que aplicarlo con cuidado, de la misma manera que el remedio anterior.

Solo debes conseguir una hoja de sábila y extraerle la cantidad de gel de aloe vera necesaria, para que así te lo puedas aplicar siguiendo el procedimiento que te he brindado.

Como te había prometido en un principio, voy a darte un consejo muy bueno para que las cicatrices desaparezcan pronto. Y es que puedes utilizar este último remedio durante la noche. Si en la noche te aplicas el aloe vera y lo dejas hasta el amanecer, harás que durante todas esas horas tu cuerpo tenga un acelerador para recuperar la apariencia normal de la piel. También puedas probar el alternar todos estos remedios, lo que hará que el herpes desaparezca aún más rápido.

Todos estos consejos te pueden ayudar a curar los brotes de herpes, pero si realmente quieres atacar el problema para que no vuelva a aparecer, te recomiendo que leas mi opinión sobre las técnicas de Adios Herpes haciendo click aquí