Los remedios caseros para el herpes zóster interno te ayudarán a eliminar rápidamente este problema. Algunos de ellos te aliviarán el dolor mientras que otros te irán curando. Son muy efectivos contra este problema que suele aparecer principalmente a una edad avanzada. Sin embargo, si eres joven y lo padeces, puedes aplicarte estos remedios con total confianza.

Remedios caseros para el herpes zóster interno

remedios caseros para curar el herpes zoster interno

Antes de aplicártelos, recuerda lavarte muy bien las manos y obtener todos los ingredientes de un lugar de confianza. Procura que hayan estado en lugares limpios, ya que si tienen alguna anomalía, estos podrían afectarte. Tampoco olvides lavarte las manos después de aplicártelos a fin de que no te propagues el herpes en alguna otra zona de tu cuerpo.

Tomate verde y bicarbonato de sodio

La finalidad de aplicarte este remedio es para empezar a atacar al virus y reducir las ampollas. El bicarbonato de sodio te ayudará a secarlas mientras que el tomate verde, con sus propiedades, te permitirá sanar más rápido evitando que el virus del herpes siga propagándose.

Consigue un tomate verde y pártelo en rodajas finas o extrae la pulpa de este. En un cuenco, mezcla la pulpa o las rodajas del tomate verde con una cucharada de bicarbonato de sodio. Aplícate este remedio en las ampollas y todas las zonas afectadas. Deja que actúe por una media hora. Deberás aplicártelo por lo menos 3 veces al día.

Miel con vinagre

miel para curar el herpesMezcla un poco de vinagre con una cucharada de miel y toma un pedacito de algodón para untarlo de esta mezcla. Luego aplícatela por todas las zonas afectadas por el herpes zóster. Zoster.

Este remedio es muy bueno para tratar la piel afecta el herpes zóster. Te servirá para acelerar el proceso de curación de las ampollas a la vez que vas eliminando las bacterias que proliferan por estas.

Es necesario que te lo apliques varias veces al día. Al menos unas 3. Será también importante que esperes al menos 1 hora desde la aplicación anterior para cada siguiente aplicación.

La miel tiene propiedades muy buenas para eliminar bacterias malas y ayudar a regenerar la piel. Por otra parte, el vinagre es otro potente bactericida y crea un pH que dificulta la propagación del virus. En este caso, ambos ingredientes los mezclarás para obtener unos resultados rápidos y notorios.

>>> Si quieres saber el método exacto para eliminar el virus de tu cuerpo PARA SIEMPRE haz click aquí <<<

Agua oxigenada

El agua oxigenada, como seguramente ya sabrás, es un desinfectante muy potente. Por ello, aplícate unas 3 veces agua oxigenada de la que suele haber en casa. Utiliza un gotero para aplicarla o un trocito de algodón. De esta forma evitarás que las ampollas se infecten y matarás las bacterias que estas provocan.

Leche tibia

Este remedio sirve para calmar el dolor del herpes zoster. La leche es bastante buena si te la aplicas tibia en las zonas afectadas por el virus.  La puedes aplicar unas 3 veces durante el día. Sentirás que el dolor disminuye y, por tanto, te relajará de esa angustia que provocan las dolorosas ampollas.

Las propiedades de la leche te ayudarán a sanar las ampollas más rápido, aparte de que calmarán el dolor. Sin embargo, es importante que uses leche que sea obtenida de una fuente limpia y confiable.

Procura que la leche esté pasteurizada o hiérvela antes de aplicártela. Recuerda también que la temperatura debe estar tibia para que no dañe tu piel y los efectos sean los deseados al momento de usarla como remedio para el herpes.

Aceite de árbol de té

Toma un algodón y úntalo con aceite de árbol de té. Luego pásatelo suavemente por las áreas afectadas por el herpes. Hazlo con cuidado. Este aceite es un antiviral natural, y es bastante efectivo cuando se quiere combatir el herpes. Deberás dejar que el aceite permanezca en la zona hasta que sientas que la mayor parte se ha absorbido.

Desde hace mucho el árbol de té es muy conocido por sus diversas aplicaciones. Las infusiones que puedes preparar a partir plantas de té también te pueden ayudar a combatir el herpes zóster.

Bebe una o dos tazas de infusión de té verde o té negro durante el día para combatir el herpes desde adentro. Ya sea en infusión o en aceite, las propiedades de estos remedios caseros para el herpes zóster interno actuarán contra el virus y te permitirán sanar más rápido y de forma natural.

Todos estos consejos te van a servir para reducir el dolor, pero es importante que elimines el virus de tu cuerpo para no volver a sufrir ningún brote. Y para ello te recomiendo el tratamiento natural que yo utilicé, que es la guía Adios Herpes de Roberto Torres. Haz click aquí para conocerla